Nosotros, revolucionarias y revolucionarios, apreciamos la comunidad local, nacional e internacional de las tangueras y tangueros. Tenemos interés en el desarrollo, en la cooperación y en buenas fiestas. Creemos en la fuerza de los experimentos, de la improvisación y del arte que encontramos en el baile y la música del Tango Argentino. La diversidad, libertad y pasión nos cautivan y nos parece que el abrazo del Tango Argentino es un elemento auténtico para promover la cohesión social. Para que el abrazo sea bueno para los dos y para que el baile se torne un interjuego enriquecedor, nos pronunciamos por una formación fundada en el Tango Argentino.

 

Principios adicionales de la organización de la Asociación son: fricción mínima, revolución divertida y un poco de brillo.